nike outlet
Home  |  Contacto  |  Acerca De Nosotros  |  Blog  |  Enlaces Relacionados   



 

HISTORIA Y CULTURA

La antigua ciudad de Jerash fue una ciudad abierta de estructuras independientes que estaban ricamente decoradas con mármol y granito. Su ingeniería era tan avanzada que, hoy en día, aún perduran algunas partes de la ciudad. En su mayoría, la ciudad ha sido restaurada minuciosamente por equipos arqueológicos procedentes de todo el mundo.

Las principales atracciones de Jerash son, claro está, las propias ruinas. En el Centro de visitantes, cerca de la puerta sur puede obtener guías, mapas e información

Tel: (02) 6351272.

Horario de apertura: en invierno, de 08:00 a 16:00 y en verano, de 08:00 a 17:00.

Las ruinas son enormes e impresionantes. Podemos destacar:
 



 

El Arco de Adriano



Construido para conmemorar la visita del emperador Adriano a Jerash en el año 129 dC, este espléndido arco del triunfo se construyó para ser la entrada sur principal de la ciudad, sin embargo, los planes de expansión nunca se completaron.

El hipódromo



Este enorme estadio tenía 245 m de longitud y 52 m de anchura y tenía un aforo para 15.000 espectadores, que podían contemplar carreras de cuadrigas y otros deportes. La fecha exacta de su construcción no está muy clara, pero se calcula que fue entre la mitad del siglo II y el siglo III dC. También se pueden revivir los días en que los gladiadores y los aurigas aparecían ante la multitud, ya que se realiza una representación teatral diaria puesta en escena por el proyecto RACE (Representación del ejército y las cuadrigas romanas, del inglés Roman Army and Chariot Experience). Para obtener más información sobre el proyecto RACE, visite www.jerashchariots.com

La Plaza ovala



Esta espaciosa plaza mide 90 m x 80 m y está rodeada por una ancha acera y un conjunto de columnas jónicas que datan del siglo I dC. En el centro, hay dos altares y se agregó una fuente en el siglo VII dC. Esta estructura cuadrada alberga en la actualidad una columna central que se erigió recientemente y se utiliza para contener la llama que del Festival de Jerash.

La calle de las columnas



Aún pavimentada con las piedras originales (todavía se pueden ver los surcos que dejaron las cuadrigas), el Cardo (calle con orientación norte-sur en un campamento militar o colonia romana) de 800 m de longitud fue el centro y punto principal de Jerash. Un sistema subterráneo de alcantarillado recorre la longitud total del Cardo y los orificios situados regularmente a los lados de la calle canalizaban el agua de la lluvia hacia los desagües.

La catedral



Siguiendo por Cardo Maximus, a la izquierda encontramos la monumental puerta del templo romano de Dionisio, lujosamente tallada y perteneciente al siglo II. En el siglo IV, el templo fue reconstruido como una iglesia bizantina a la que ahora se hace referencia como la Catedral (aunque no hay ninguna evidencia de que tuviera mayor importancia que las otras iglesias). En la parte superior de las escaleras, frente a la pared este de la catedral, está situado el santuario de Santa María, con una inscripción pintada dedicada a la Virgen María y a los arcángeles Miguel y Gabriel.

El ninfeo



Fuente ornamental construida en el año 191 dC y dedicada a las ninfas. Este tipo de fuentes era muy común en las ciudades romanas y proporcionaban un punto refrescante para la ciudad. Este es uno de los ejemplos mejor conservados que fue ornamentado originalmente con mármol en el nivel inferior y con yeso pintado en el nivel superior, ambos coronados por un techo de media bóveda. El agua descendía en forma de cascada a través de siete cabezas de leones talladas hasta unas pequeñas cuencas situadas en la acera y fluía hasta los desagües del sistema subterráneo de alcantarillado.

El Teatro del Norte



El Teatro del Norte se construyó en el año 165 dC. Su parte frontal es una plaza con columnas y con una escalera que lleva hasta la entrada. El teatro originalmente tenía sólo 14 filas de asientos y se utilizaba para representaciones, reuniones del consejo de la ciudad, etc. En el año 235 dC, el teatro duplicó su tamaño hasta su capacidad actual, un aforo de 1.600 personas. El teatro cayó en desuso en el siglo V y muchas de sus piedras se extrajeron para construir otros edificios.

El Teatro del Sur



Construido durante el mandato del emperador Domiciano, entre los años 90 y 92 dC, este teatro tiene un aforo de más de 3.000 espectadores. El primer nivel del escenario ornamental, que originalmente fue una estructura de dos plantas, se ha reconstruido en la actualidad y aún se utiliza. La impresionante acústica del teatro permite al orador situarse en el centro de la planta de la orquesta y que se escuche perfectamente en todo el recinto sin necesidad de alzar la voz. Dos pasillos abovedados llevan hasta la parte de la orquesta y cuatro pasillos en la parte posterior del teatro dan acceso a las filas superiores de asientos. Algunos asientos se podían reservar y aún se pueden ver las letras griegas que les daban nombre.
 



MUSEO ARQUEOLÓGICO DE JERASH


El Museo arqueológico de Jerash se fundó en 1923 dentro de una de las cámaras del patio del templo de Artemisa. En 1985, el museo se trasladó a una antigua casa de descanso reformada y su primera exposición se tituló “Jordania a través de los tiempos”. Actualmente, está dedicado por completo a los descubrimientos realizados en la región de Jerash y sus colecciones abarcan todos los periodos arqueológicos de la zona, desde el Neolítico, hasta el periodo mameluco. Las piezas se exhiben en orden cronológico con divisiones según su tipología y función.

El museo acoge además una gran colección de cerámica, cristal, metales y monedas, además de piedras preciosas, figuritas y estatuillas, altares de piedra y mármol, y mosaicos.

En el jardín del museo, se puede apreciar una inscripción monumental en griego y latín junto a varias estatuas de mármol y sarcófagos de piedra. Jerash (o Gerasa) fue una de las ciudades de la Decápolis. Se considera una de las ciudades más grandes de las provincias romanas y cuenta con templos, calzadas, teatros, puentes y baños romanos bien conservados. La ciudad también hace gala de su arquitectura monumental en excelentes condiciones de conservación: la gran puerta monumental, el ninfeo y el hipódromo. Existen 18 iglesias del periodo bizantino, la mayoría de ellas con suelos de mosaico. La muralla tiene cuatro puertas y todavía puede admirarse en muchos lugares.

Situado dentro de las ruinas, el museo abre todos los días, de 08:00 a 16:00 horas en invierno y de 08:00 a 19:00 horas en verano (los viernes y los días festivos el horario es de 10:00 a 15:00 horas). La entrada es gratuita.

Tel: (02) 6352267