nike outlet
Home  |  Contacto  |  Acerca De Nosotros  |  Blog  |  Enlaces Relacionados   




RELIGIÓN Y FE

Situada a tan solo 86 km al sur de Amán, Mádaba lleva siendo habitada desde al menos 4.500 años y se menciona en la Biblia como el poblado moabita de Medeba (Números 21:30). Tras varios siglos de dominación moabita y nabatea, Medeba y el territorio circundante entraron a formar parte de la provincia romana de Arabia, cuando el emperador Trajano conquistó el reino nabateo en el 106 dC.

Durante el siglo I dC, el cristianismo se extendió rápidamente por la provincia romana de Arabia, pero los romanos persiguieron a los creyentes. Varios mártires murieron por sus creencias en Mádaba por orden del emperador Diocleciano. En el siglo IV, el emperador Constantino se convirtió al cristianismo, que, desde aquél momento pasó a ser la religión dominante en el Imperio Romano.

Durante la época bizantina, desde el siglo V hacia delante, Mádaba tuvo su propio obispo y se erigieron numerosas iglesias del siglo VI al VII. Los suelos de mosaico son característicos de esta época y siguieron fabricándose en Mádaba hasta el siglo VIII. En el año 749 dC, un devastador terremoto redujo a cenizas la ciudad, que fue abandonada. En 1897, tres familias cristianas, que formaban un grupo de 2.000 personas, emigraron a Mádaba procedentes de la antigua ciudad cruzada de Karak. Después de aquello, la ciudad pasó a ser principalmente cristiana. Durante los trabajos de construcción de las nuevas viviendas e iglesias para los nuevos emigrantes, se encontraron numerosos mosaicos.



Entre los sitios de interés religioso de Mádaba podemos destacar:

La colina La iglesia ortodoxa griega de San Jorge
 



Emplazada en el centro de la ciudad, la iglesia ortodoxa griega de San Jorge alberga un extraordinario mapa de mosaico de toda la antigua Tierra Santa, que data del 560 dC. El mapa muestra desde las ciudades fenicias de Tiro y Sidón al norte, hasta Egipto al sur, y desde el mar Mediterráneo en el oeste, hasta el desierto árabe en el este. El mosaico se descubrió en 1897, cuando se eligió como emplazamiento para construir una iglesia por ser una zona llana sobre una colina.

Durante los trabajos de limpieza de la zona para la construcción, se descubrieron los cimientos de una iglesia y un gran mosaico que representaba la planta de una antigua iglesia bizantina de cerca del 560 dC. El mosaico original medía nada más y nada menos que 15,7 m x 5,6 m. En la actualidad se conserva una parte del mosaico original de 15 m x 3 m. En él, se muestran las principales ciudades y rasgos de Tierra Santa con sorprendente precisión. Jerusalén y todos sus principales rasgos están representados en el centro del mapa, dado que esta ciudad era la más importante. La Iglesia del Santo Sepulcro se distingue claramente, al igual que el Cardo Maximus, una calle flanqueada de columnas que cruza el centro de la ciudad antigua de este a oeste. Todavía hoy pueden verse en Jerusalén tramos del Cardo Maximus, que los romanos construyeron después de destruir Jerusalén en el 70 dC. Existen más de 157 imágenes griegas que ilustran la mayoría de las ciudades y lugares importantes de Tierra Santa en aquél tiempo. El mosaico también retrata las ciudades de Karak y Mádaba.



Monte Nebo



Según el último capítulo del Deuteronomio, el monte Nebo es el lugar donde el profeta hebreo Moisés tuvo una visión de la Tierra Prometida que Dios le daba al pueblo hebreo. "Subió Moisés de los campos de Moab al Monte Nebo, a la cumbre de Pisga, que está enfrente de Jericó." (Deuteronomio 34:1).

Según las tradiciones judía y cristiana, Moisés fue enterrado en esta montaña por el mismo Dios aunque se desconoce el lugar de su descanso final. Los eruditos siguen debatiendo la cuestión de si la montaña que actualmente se conoce como Nebo es la misma que la que se menciona en la Torá.
 

El islam defiende que Musa (o Moisés) no fue enterrado en la montaña, sino a unos kilómetros al oeste, en algún punto más allá del río Jordán.
 



En la cumbre de la montaña, Syagha (o Pisgá), se han encontrado los restos de una iglesia y un monasterio. La iglesia, descubierta en 1933, se construyó en la segunda mitad del siglo IV para conmemorar el lugar de la muerte de Moisés. El diseño de la iglesia sigue un patrón típico de basílica. Se amplió a finales del siglo V dC y se reconstruyó en el año 597 dC. 597. La iglesia se menciona por primera vez en el relato del peregrinaje de Aetheria (o Egeria), una mujer española que visitó la región en el año 394 dC. 394.

Se han encontrado seis tumbas excavadas en la roca natural situada debajo del suelo de mosaico de la iglesia. En el presbiterio actual pueden verse los restos de suelos de mosaicos de distintos periodos. El más antiguo de todos es un panel con una cruz trenzada situado hacia el extremo este del muro sur. El 19 de marzo de 2000, el Papa Juan Pablo II visitó el sitio durante su peregrinaje a Tierra Santa (el monte Nebo es uno de los lugares cristianos más importantes de Jordania). Durante la visita, plantó un olivo al lado de la capilla bizantina en símbolo de paz.
 



On March 19, 2000, Pope John Paul II visited the site during his pilgrimage to the Holy Land (Mount Nebo being one of the most important Christian sites in Jordan). During his visit he planted an olive tree beside the Byzantine chapel as a symbol of peace.

Además del monte Nebo, hay otros cuatro lugares santos que fueron designadas por el Vaticano como lugares de peregrinación del Jubileo 2000.

La escultura de la cruz con la serpiente enroscada (el monumento de la serpiente enroscada) sobre el monte Nebo es obra del artista italiano Giovanni Fantoni. Representa simbólicamente la serpiente de bronce que Moisés creó en el campo (Números 21:4-9) y la cruz donde Jesús fue crucificado (Juan 3:14).
 



Umm Ar-Rasas



Es una ciudad amurallada rectangular, a unos 30 km al sureste de Mádaba, que se menciona tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento de la Biblia. Fortificada por los romanos, los cristianos de la zona siguieron adornándola con mosaicos de estilo bizantino hasta 100 años después del dominio musulmán de los omeyas.

En la actualidad, la mayoría de la ciudad está en ruinas, pero aún hay varios edificios en su parte este, como iglesias, un jardín con un pozo, escaleras y arcos de piedra, donde se han realizado excavaciones arqueológicas y se han restaurado. Excavaciones más recientes han revelado algunos de los mosaicos de iglesias bizantinas más bellos de Oriente Próximo.
 



Justo en el exterior de las murallas de la ciudad se encuentra la recientemente descubierta iglesia de San Esteban, con sus suelos de mosaico perfectamente conservados, los más grandes descubiertos en Jordania y los segundos en importancia, sólo superados por el mosaico de Mádaba. El mosaico muestra imágenes de 27 antiguas ciudades de Tierra Santa mencionadas en el Nuevo y Antiguo Testamento situadas al este y oeste del río Jordán.

A sólo dos kilómetros al norte de Umm Ar-Rasas está situada la torre antigua de mayor altura de Jordania, que se cree que fue utilizada como lugar de retiro por los primeros monjes cristianos. La torre tiene 15 metros de altura y no tiene ninguna puerta ni escalera interior. En la actualidad está habitada únicamente por multitud de aves.


 


Dhiban

Conocida en los tiempos bíblicos como Dibón, fue la capital del antiguo Moab. Se encuentra a unos 30 km al sur de Mádaba, justo antes del espectacular descenso a Wadi Mujib, acertadamente apodado el Gran Cañón de Jordania.

El sitio comprende dos colinas: la colina sur, que actualmente ocupa la ciudad moderna y la colina norte, que fue excavada en las décadas de los 50 y 60. Las excavaciones arqueológicas demuestran que el lugar estaba ocupado en la Edad del Bronce temprana (hacia el 3000 aC), pero no hay signos de su ocupación en las Edades del Bronce tardía y media (aproximadamente del 1950 al 1250 aC).

Según cuenta la Biblia, Sehón, rey de los amorreos, arrebató Dibón a los moabitas (Números 21: 21-30) y éste, a su vez, fue derrocado por los israelitas. Omri, rey de Israel, sometió el Moab y a sus herederos, hasta que Mesha, que vivía en Dibón y era rey de Moab, se rebeló y extendió su dominio hacia el norte hasta Nebo. Para celebrar su victoria, Mesha construyó un nuevo asentamiento real, que llamó Qarhoh (el prominente). El asentamiento contaba con un puesto destacado para el dios moabita Kemosh, un palacio, una acrópolis con puertas y torres, y casas para su pueblo. También ordenó crear una estela alabando sus logros. La estela de basalto se descubrió en 1868 y ahora se exhibe en el Museo del Louvre, en París. Es la inscripción moabita más larga conocida. La Biblia describe al rey Mesha como un criador de ovejas que “debía proporcionar al año al rey de Israel cien mil corderos y la lana de cien mil carneros” (2 Reyes 3:4). Este dato, junto con la historia de Ruth (Ruth 1: 1-5), son una prueba de la productividad agrícola del Moab.

En el año 731 aC, el Moab cayó bajo el dominio asirio. Más tarde, el Moab se unió a una revuelta general contra el rey babilonio Nabucodonosor, que llevó a la destrucción del estado en el 582 aC, cinco años después del saqueo de Jerusalén.

Durante unos cinco siglos, el lugar estuvo desierto. La prosperidad regresó a Dibón con los nabateos, que construyeron un hermoso templo en el cuadrante sudeste de la colina. Además, las paredes de la cumbre del sitio se reconstruyeron y se convirtieron en la puerta norte. Dos inscripciones y los restos de un baño indican que aquí hubo un emplazamiento romano en el siglo III. Entre los ejemplos arquitectónicos bizantinos y de los siguientes periodos omeya destacan los restos de una iglesia del siglo VI y dos pequeñas estructuras abovedadas. En el siglo XIX, la ciudad se trasladó a la colina sur y el antiguo lugar pasó a ser un cementerio.