nike outlet
Home  |  Contacto  |  Acerca De Nosotros  |  Blog  |  Enlaces Relacionados   


 

HISTORIA Y CULTURA
 

El castillo de Karak es un oscuro laberinto de corredores de piedra y pasadizos sin fin. Los restos mejor conservados están bajo tierra y se puede llegar a ellos atravesando una gran puerta (pregunte cuando compre los billetes). El castillo destaca por su imponencia más que por su belleza. Representa una visión impresionante de la genialidad arquitectónica militar de los cruzados.



Si tiene cuidado, puede pasear por la cima almenada de la fachada frontal oeste y admirar las amplias vistas. Los días despejados, puede admirarse todo el Mar Muerto y llegar a ver el Monte de los Olivos bordeando Jerusalén.

Lejos del castillo, los visitantes pueden admirar la Plaza del Castillo, donde se han remodelado preciosos edificios otomanos del siglo XIX que hoy albergan el centro turístico, con restaurantes, tiendas de artesanía y otras instalaciones situadas en torno a una plaza central.



El famoso explorador árabe Ibn Battuta escribió en su diario de viaje que, en 1326, sólo se podía entrar a Karak a través de un túnel tallado en la roca. Aún se pueden ver las entradas a los dos túneles (que hoy en día están bloqueadas): uno largo junto al camino que llega a Karak desde el sureste (calle Salah ad-Din) y otro más pequeño cerca de la Torre de Baybars.

Las torres más impresionantes (‘burj’ en árabe) de Karak son: Burj al-Banawi, una torre redonda con una inscripción monumental adornada con dos panteras, el emblema del sultán Baybars; Burj as-Sa’ub, una pequeña fortaleza en sí misma; y Burj az-Zahir Baybars (o Torre de Baybars), una sólida estructura que recuerda a la torre del homenaje del castillo.

Karak aún sigue siento una ciudad en gran parte cristiana y muchas de las actuales familias cristianas que la habitan tienen sus orígenes en el periodo bizantino.




Showbak



Recuerdo solitario de la antigua gloria de las Cruzadas, el castillo de Showbak se encuentra a menos de una hora al norte de Petra. Denominado en alguna ocasión como “Mont Real”, Showbak data del mismo período turbulento que Karak. Está enclavado en la ladera de una montaña, sobre una amplia zona de árboles frutales. El exterior del castillo de Showbak es impresionante, con una imponente puerta y una triple pared a su alrededor. A pesar de las precauciones tomadas por su constructor, la fortaleza cayó en manos saladinas sólo 75 años después de su construcción. Las inscripciones de sus orgullosos sucesores aparecen en las paredes del castillo.




Museo arqueológico de Karak



El Museo arqueológico de Karak se estableció dentro del antiguo castillo y contiene restos del periodo moabita del primer milenio aC, y de los periodos nabateo, romano, bizantino, islámico y cruzado. El museo abrió sus puertas en 1980.

El área principal del museo es una gran sala en una cámara del castillo que se usaba como alojamiento para los soldados del periodo mameluco. Las colecciones abarcan desde el Neolítico hasta los periodos islámicos tardíos y proceden de las regiones de Karak y Tafila. Bab adh-Dhra’ destaca por sus enterramientos de la Edad del Bronce. El museo alberga restos de esqueletos y piezas de cerámica de las tumbas de Bab adh-Dhra’, artefactos de la Edad del Hierro de Buseirah, vasijas de cristal e inscripciones bizantinas, y artefactos romanos y nabateos procedentes de Rabbah y Qasr.

Situado en el ala oeste del castillo de Karak, este museo guarda piezas que datan del 6000 aC, al siglo XIV dC e incluyen cerámica, monedas, etc.
 

Horario de apertura: de 08:00 a 19:00 (de abril a septiembre) y de 08:00 a 16:00 (de octubre a marzo).

Tel: (03) 2351216

Las tasas de admisión están incluidas en el precio de la entrada al castillo de Karak.

 

Museo islámico de Mazar
 

Situado en Al-mazar, cerca de Karak, el museo hace gala de una colección de objetos que reflejan la civilización y la cultura islámicas, como esculturas, piezas de cerámica y monedas.

Horario de apertura: de 08:00 a 15:00 (martes, cerrado).

Tel: (03) 2370319

La entrada es gratuita.