nike outlet
Home  |  Contacto  |  Acerca De Nosotros  |  Blog  |  Enlaces Relacionados   


 

HISTORIA Y CULTURA


As-Salt, capital de la región de Belqa’a, ha atraído a los colonos desde antes de la Edad del Hierro, principalmente debido a que el área goza de un clima templado, un suministro de agua abundante y un suelo fértil. Además, la ciudad está ubicada estratégicamente, en las rutas comerciales de norte a sur y las del este al oeste, enlazando el territorio interior con Jerusalén, Nablus, Nazaret y la costa mediterránea. La población cristiana y musulmana de As-Salt y sus conexiones comerciales de siglos de antigüedad ayudaron a la ciudad a ganarse la envidiable reputación de tolerancia religiosa y étnica de la que hace gala.
 

Se pueden encontrar muestras de la época romana, ya que existen varias tumbas romanas en las afueras de la ciudad. Durante el periodo bizantino, la ciudad fue conocida como as-Saltos, que significa "bosque" o "árboles frondosos". En el período bizantino, se conocía con el nombre de Jadaron o Jader, tal y como se puede apreciar en el pavimento de mosaicos de Ma’in, donde está escrita la palabra “Jadaron”. En el siglo XIII, se construyó una fortaleza ayubí en el emplazamiento de la Ciudadela, erigida por el sultán Al Mu'azzam Isa (sobrino de Saladino), que residía en Damasco. La fortaleza fue destruida por la invasión de los mongoles en 1260, pero fue reconstruida al año siguiente por otro sultán mameluco de Egipto. Seis siglos más tarde, en 1840, las fuerzas de otro personaje egipcio, Ibrahim Pasha, volvieron a destruirla. El emplazamiento de la Ciudadela lo ocupa hoy en día una mezquita que se alza sobre la ciudad moderna.
 

A principios del siglo XIX, As-Salt era una próspera ciudad fronteriza situada al borde del Imperio otomano y el desierto. Para beneficio de todos, se dice que la ciudad no tuvo ningún gobernante y se cuenta que sus habitantes no tenían que pagar impuestos de ningún tipo. La ciudad también fue el centro del comercio lucrativo entre la región y los centros urbanos de Palestina.

La riqueza y el estatus social de la ciudad disminuyó tras la Primera Guerra Mundial, cuando el emir Abdullah bin Al-Hussein eligió Amán como la capital del nuevo Emirato de Transjordania.
 




MUSEOS


Museo Arqueológico de Salto

img_vase.jpgEl Museo Arqueológico de As-Salt se encuentra en el nuevo centro comercial de la ciudad. El museo, con sus dos salas de exposiciones, abrió sus puertas en 1986.

La sala de exposiciones principal contiene una colección de cerámica de Tuleilat Ghassul, que data del Calcolítico (del 4.500 al 3300 aC). La exposición de la Edad del Bronce temprana (del 3.300 al 2.200 aC) incluye una colección de grandes jarras de agua y lámparas de cerámica de la región de Salalem, en As-Salt y de Tiwal ash-Sharqi, mientras que los periodos de la Edad del Bronce media y tardía (del 2.200 al 1.200 aC) están principalmente representados por platos de cerámica y vasijas procedentes de excavaciones en Baq’a y Kattaret as-Samra. La muestra de la Edad del Hierro (del 1.200 al 539 aC) comprende vasijas de cerámica y lámparas de Tell Deir’ Alla.

El periodo bizantino (del 324 al 636 dC) está representado por una gran colección de vasijas de cristal, lámparas y candelabros procedentes de una iglesia de Jal’ad. También se exhiben piezas de cerámica del periodo ayubí/mameluco (del 1.174 al 1.516 dC). Las piezas descubiertas en la zona de Wadi Shu’eib y en el “mausoleo romano” también pueden admirarse en la sala principal. Entre estas piezas podemos destacar brazaletes y monedas de bronce que van del periodo helenístico hasta el periodo ayubí.

La segunda sala es más pequeña. También se exhiben colecciones de cerámica y cristal de distintos sitios del distrito de Balqa’, así como mosaicos de la iglesia bizantina del sur de Shuneh.

La segunda sala incluye además una colección de fotografías de las casas, calles y zocos tradicionales de As-Salt.


Museo del folklore de As-Salt

El Museo del folklore de As-Salt se encuentra en el centro cultural de As-Salt. El museo abrió sus puertas en 1987.

Se creó para la conservación y exhibición de la herencia popular de al-Balqa’. Está formado por dos secciones donde se muestra la vida de los beduinos y la vida en la ciudad.

En la sección beduina, hay una tienda de campaña hecha con pelo de cabra que se divide en dos partes: el ash-Shaq, donde se sentaba el hombre de la casa y sus invitados, y el al-Mahram, donde se reúnen las mujeres. En el ash-shaq, el ritual del café se realiza con la cafetera (dallah), la sartén para tostar café (mehmas) y el molinillo de café (mehbash). También pueden verse armas que usaban para defender a la tribu como espadas y armas de fuego.

La casa de la ciudad está hecha de juncos y bloques de piedra reciclados procedentes de excavaciones arqueológicas. Dentro, encontramos las camas plegables (wahd) y un cofre especial para guardar las reliquias de familia. Las actividades de la casa se representan con modelos de mujeres cociendo pan y moliendo trigo.

Las colecciones del museo ilustran la cultura de la sociedad jordana. Descubrirá el modo en que los jordanos afrontaron el reto de la naturaleza y cómo se adaptaron a su entorno.