nike outlet
Home  |  Contacto  |  Acerca De Nosotros  |  Blog  |  Enlaces Relacionados   



ENCLAVES HISTÓRICOS



La Ciudadela (Citadel) es un buen lugar dónde empezar el tour por los enclaves arqueológicos de la ciudad. Es el emplazamiento de la antigua Rabbath-Ammon. Las excavaciones en este enclave han desvelado numerosas ruinas romanas, bizantinas y de las primeras épocas del islamismo. Situada en una montaña, además de una perspectiva de la increíble historia de la ciudad, ofrece a los visitantes unas vistas privilegiadas de toda la zona.



Los lugares de interés en la Ciudadela incluyen:
 

El Museo Arqueológico de Jordania

Que contiene una colección importante de artefactos del periodo del Paleolítico en adelante. Cuatro piezas tienen un especial interés. En primer lugar, las dos figuras antropomorfas de yeso descubiertas en Ain Ghazzal en 1983, que datan del periodo inicial del neolítico (8000-6000 a.C.). La segunda, y quizás la pieza más famosa, es la colección de Manuscritos del Mar Muerto, que están expuestos en un pequeño nicho al final del museo. Otro nicho en el lado opuesto de la habitación muestra cuatro ataúdes antropomórficos descubiertos en el Palacio Raghadan. Son raros ejemplos de los enterramientos practicados entre los siglos XIII y VII a.C. Cerca de los ataúdes está el ‘Dédalo de Amán’, una copia romana de la estatua griega original. De acuerdo con la mitología griega, Dédalo construyó el famoso laberinto del Minotauro en Creta. También cuenta la mitología que fabricó unas alas de cera que le permitieran a él y a su hijo Ícaro escapar de la isla.

Vea todos los museos de Amán

El complejo del Palacio Umayyad que data de 720-750 d.C. La gran puerta de entrada monumental con una forma de cruz y cuatro nichos abovedados conducen a un patio y una calle adornada con columnas que recorre un complejo que cuenta con edificios en ruinas a ambos lados.




El Templo de Hércules
, construido durante la época del Emperador Marco Aurelio (161-180 d.C.).

La Iglesia Bizantina, que se cree que data de los siglos VI o VII d.C. Una serie de columnas corintias enmarcan el lugar.



Al acabar la visita a la Ciudadela, es imprescindible dirigirse al centro de la ciudad que ofrece una serie de puntos de interés:
 



El Teatro Romano restaurado
, que data del siglo II d.C. Encastrado en la colina, da cabida a unas 6000 personas y todavía se sigue usando hoy día.

El Foro Romano. Es una plaza pública, bordeada por el teatro y el Odeón, que era uno de los más grandes del Imperio (100 x 50 metros). Las hileras de columnas frente al teatro es lo que queda de la columnata que lo flanqueaba.

El Ninfeo. Las ciudades romanas siempre contaban con jardines ornamentales y la "Vieja Filadelfia" no era una excepción. La fuente principal está cerca del complejo del teatro y data de la parte final del siglo II d.C.

La Mezquita Gran Hussein. Tras un corto paseo a través de las bulliciosas calles del centro de Amán y del rutilante zoco se encuentra la Mezquita del gran Hussein. Esta mezquita de estilo otomano fue reconstruida en 1924 con llamativas piedras blancas y rosas por el Rey Abdullah I en el lugar que ocupaba una antigua mezquita construida originalmente en el año 640 d.C. por Umar ibn Al-Khattab, el segundo califa del Islam. Se piensa además que esta era la ubicación de la desaparecida Catedral de Filadelfia.




Iraq Al Amir



Situado en un frondoso y recóndito valle (uadi) a 24 kilómetros al sudoeste de Amán. Se le conoce normalmente por el Qasr Al-'Abd (Palacio del esclavo), un impresionante y único edificio que data del primer cuarto del siglo II a.C. Originalmente contaba con dos plantas y fue construido con piedras megalíticas que pesaban entre 15 y 25 toneladas cada una. Es el monumento helenístico más impresionante de los que han sobrevivido en cualquiera de los dos lados del río Jordán.