nike outlet
Home  |  Contacto  |  Acerca De Nosotros  |  Blog  |  Enlaces Relacionados   


LUGARES HISTÓRICOS


Amán
 



Una ciudad en expansión repartida por 19 colinas o "jebels". Amán es la capital antigua y moderna del Reino hachemita de Jordania. Conocida durante la Edad del Hierro como Rabbath-Ammon y, más tarde, como Filadelfia, la cuidad antigua que una vez perteneció a la Decápolis, actualmente cuenta con una población de cerca de 1,5 millones de habitantes. Llamada con frecuencia la ciudad blanca, por la gran cantidad de casas de piedra de pequeño tamaño que alberga, Amán tiene una gran variedad de lugares históricos. Por encima de Amán, destaca el lugar de las primeras fortificaciones, donde ahora se realizan numerosas excavaciones que están revelando restos del Neolítico y de los periodos helenístico, romano tardío e islámico. Conocido en la actualidad como la Ciudadela, alberga muchas estructuras como el Templo de Hércules, el palacio omeya y la iglesia bizantina. A los pies de la Ciudadela se eleva un teatro romano de 6.000 asientos; un semicírculo excavado en la ladera que todavía acoge acontecimientos culturales. Otro teatro de reciente restauración es el odeón, de 500 asientos, que se utiliza para celebrar conciertos. Los tres museos de la zona ofrecen una visión general de la historia y la cultura del lugar: el Museo arqueológico de Jordania, el Museo de folklore y el Museo de tradiciones populares.

Más información sobre Amán

 


 

Mádaba
 



El trayecto hacia el sur desde Amán por el Camino de los Reyes, de 5.000 años de antigüedad, es el viaje más memorable de la Tierra Santa, pues pasa por numerosos lugares históricos. La primera ciudad que encontramos es Mádaba, “la ciudad de los mosaicos". En la ciudad, más conocida por sus espectaculares mosaicos bizantinos y omeyas, se encuentra el famoso mapa de mosaico de Jerusalén y Tierra Santa, del siglo VI. Formado por dos millones de piezas hechas con piedra local, el mapa muestra colinas y valles, pueblos y ciudades hasta el delta del Nilo. Otras obras maestras en mosaico de la iglesia de la virgen y los apóstoles, y del Museo arqueológico muestran una gran profusión de flores y plantas; aves y peces; animales y bestias exóticas sin olvidar las escenas mitológicas y las escenas de caza, pesca y agricultura de la vida diaria. Existen literalmente cientos de mosaicos distintos de los siglos del V al VII, repartidos por todas las iglesias y edificios de Mádaba.

Más información sobre Mádaba

 


 

Petra
 



La antigua ciudad de Petra es uno de los tesoros nacionales de Jordania y, con diferencia, la atracción turística más conocida del país. Situada aproximadamente a tres horas al sur de Amán, Petra es el legado del pueblo nabateo, un pueblo árabe trabajador que se estableció en el sur de Jordania hace más de 2.000 años. Admirada por su refinada cultura, su impresionante arquitectura y sus complejos e ingeniosos diques y canales de agua, Petra es, en la actualidad, una ciudad declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, siendo un lugar que hechiza a visitantes procedentes de todos los lugares del mundo. Gran parte del atractivo de Petra se debe a su entorno espectacular en las profundidades de una estrecha garganta del desierto. Se accede al sitio atravesando a pie una sima (o Siq) de 1 kilómetro de largo, cuyas paredes se elevan 200 metros hacia el cielo. El monumento más famoso de Petra es el Tesoro, que aparece imponente al final del Siq. Utilizado en la secuencia final de la película “Indiana Jones y la última cruzada”, la altísima fachada del Tesoro es sólo una de las maravillas arqueológicas que se pueden admirar en Petra. En sus diversos caminos y rutas de escalada aguardan cientos de edificios, tumbas, baños, salones funerarios, templos, entradas arqueadas, calles con columnas y evocadoras pinturas en la roca, sin olvidar el teatro al aire libre con 3.000 asientos y un gigantesco monasterio del siglo I. Un sultán mameluco construyó en el siglo XIII un modesto santuario para conmemorar la muerte de Aarón, hermano de Moisés, sobre el monte Aarón, en la zona del Sharah.




Más información sobre Petra

 


 

Jerash
 



La antigua ciudad de Jerash, que rivaliza con Petra en la lista de los destinos favoritos de Jordania, siempre ha estado ocupada por asentamientos humanos, desde hace más de 6.500 años. La ciudad vivió su época dorada durante el dominio romano y hoy en día se considera una de las ciudades romanas mejor conservadas de todo el mundo. Oculta durante siglos en la arena antes de las excavaciones y restauraciones llevadas a cabo durante los últimos 70 años, Jerash es un ejemplo perfecto del espléndido urbanismo formal de las provincias romanas que se puede admirar en todo Oriente Próximo: calles pavimentadas y flanqueadas por columnas, templos en las cumbres de las montañas, teatros impresionantes, plazas públicas espaciosas, baños, fuentes y murallas salpicadas de torres y puertas. Tras esa apariencia grecorromana, Jerash también conserva una sutil mezcla de oriente y occidente. Su arquitectura, religión e idiomas reflejan un proceso mediante el cual dos potentes culturas se mezclaron y convivieron: el mundo grecorromano de la cuenca del Mediterráneo y las antiguas tradiciones del oriente árabe.

 

Más información sobre Jerash

 


 

Aqaba
 



Famosa por sus arrecifes de coral y por su fauna marina única, esta ciudad portuaria del Mar Rojo fue, en la antigüedad, el puerto principal de las rutas que se dirigían hacia el Lejano Oriente desde el Mar Rojo. El fuerte mameluco, uno de los principales enclaves históricos de Aqaba, fue reconstruido por los mamelucos en el siglo XVI. De forma cuadrada y flanqueado por torres semicirculares, el fuerte está marcado con diversas inscripciones del último período de la dinastía islámica. Las excavaciones que actualmente se llevan a cabo en el antiguo sitio del poblado islámico de Ayla, del siglo VII, con sus dos calles principales que convergen en el centro, ya han revelado una puerta y una muralla con dos torres, edificios y una mezquita. Su museo alberga una colección de piezas recopiladas por toda la región, incluyendo cerámica y monedas. Aqaba también acoge la casa de Sharif Hussein Bin Ali, el bisabuelo del Rey Abdullah II. Otros lugares de interés incluyen un edificio de ladrillos de adobe, que podría ser la iglesia más antigua de la región.
 

Más información sobre Aqaba

 


 

Ajlun
 


 

El castillo de Ajlun (también conocido como Qal'at [castillo] ar-Rabad), fue construido en 1184 por 'Izz ad-Din Usama bin Munqidh, un general de Saladino que venció a los cruzados en 1187. Un gran ejemplo de la arquitectura islámica, la fortaleza dominaba una amplia extensión del norte del Valle del Jordán y sus pasadizos. Desde está posición elevada, el castillo de Ajlun protegía las rutas de comunicación entre el sur de Jordania y Siria, y perteneció a la cadena de fuertes que encendían almenaras por la noche para transmitir señales desde el Éufrates hasta El Cairo. En la actualidad, el castillo de Ajlun es un espectáculo, con su laberinto de torres, cámaras, galerías y escaleras por explorar, mientras que su emplazamiento en la cumbre ofrece unas vistas impresionantes del Valle del Jordán.
 

Más información sobre Ajlun

 


 

Karak
 



El propio fuerte es un oscuro laberinto de corredores de piedra y pasadizos sin fin. Los restos mejor conservados están bajo tierra y se puede llegar a ellos atravesando una gran puerta (pregunte en la oficina de venta de entradas). El fuerte es en sí mismo más imponente que bonito, si bien impresiona más aún como ejemplo del genio arquitectónico militar de los cruzados. El gobernante más famoso de Karak fue Reinaldo de Châtillon, cuya reputación por traición, abuso de confianza y brutalidad no tenía igual. Cuando murió Balduino II, su hijo, un leproso de 13 años, luchó por conseguir la paz junto con Saladino. El rey leproso murió sin descendencia y le sucedió Reinaldo, quien consiguió casarse con Estefanía, la acaudalada viuda del regente de Karak, que había sido asesinado. Rompió rápidamente la tregua con Saladino, que regresó con un inmenso ejército, listo para la guerra. Reinaldo y el Rey Guido de Jerusalén lideraron las fuerzas de las Cruzadas y sufrieron una gran derrota. Reinaldo fue capturado y decapitado por el propio Saladino, lo que marcó el principio del fin de la suerte de los cruzados. Los ayubís y los mamelucos ampliaron el castillo con un nuevo ala oeste.
 

Más información sobre Karak

 


 

Showbak
 



Recuerdo solitario de la antigua gloria de las Cruzadas, el castillo de Showbak se encuentra a menos de una hora al norte de Petra. Denominado en alguna ocasión como “Mont Real”, Showbak data del mismo período turbulento que Karak. Está enclavado en la ladera de una montaña, sobre una amplia zona de árboles frutales. El exterior del castillo de Shawbak es impresionante, con una imponente puerta y una triple pared a su alrededor. A pesar de las precauciones tomadas por su constructor, la fortaleza cayó en manos saladinas sólo 75 años después de su construcción. Las inscripciones de sus orgullosos sucesores aparecen en las paredes del castillo.

 

 

Umm Qays
 



Además de Jerash y Amán, Gadara (la actual Umm Qays) y Pella (Tabqat Fahl) fueron en la antigüedad ciudades de la Decápolis y cada una tiene un atractivo único. Situado sobre la cima de una espléndida colina que domina el Valle del Jordán y el mar de Galilea, Umm Qays hace gala de impresionantes restos antiguos, como el impresionante teatro de basalto negro, la basílica, el jardín contiguo esparcido con sarcófagos tallados, la calle principal franqueada por columnas y una calle lateral llena de tiendas, un mausoleo subterráneo, dos baños, un ninfeo, la puerta de la ciudad y algunos restos de lo que una vez fue un gran hipódromo.

 

 

Pella (Tabqit Fahl)
 



Pella es una ciudad extraordinariamente rica en antigüedades. Aparte de las ruinas excavadas pertenecientes al período grecorromano, Pella ofrece a los visitantes la oportunidad de admirar los restos de un asentamiento calcolítico que data del 4000 aC, vestigios de las ciudades amuralladas de las Edades del Bronce y del Hierro, iglesias bizantinas, barrios residenciales islámicos y una pequeña mezquita medieval.

 

 

Umm Al-Jimal
 



La ciudad más oriental de las poblaciones del Norte, Umm al Jimal está situada en el borde de la llanura desértica de basalto situada al Este, a lo largo de un camino secundario cercano a la unión de varias rutas comerciales antiguas que enlazaban el centro de Jordania con Siria e Iraq. Entre las estructuras más interesantes que se pueden visitar están los alojamientos de gran altura con su pequeña capilla, varias iglesias, numerosas cisternas de agua abiertas y techadas, los vestigios de un fuerte romano y restos de algunas puertas de la ciudad.




Umm Ar-Rasas



Las excavaciones realizadas en Umm ar Rasas han sacado a la luz algunos de los mosaicos bizantinos más bellos, incluyendo una gran alfombra que muestra las ciudades del Antiguo y del Nuevo Testamento de las riberas este y oeste del río Jordán. Otro monumento del asentamiento amurallado de Umm Ar-Rasas es una torre bizantina de 15 metros que usaban los antiguos monjes cristianos que buscaban la soledad.



 

 


El Camino de los Reyes
 

El Camino de los Reyes se abre paso por las distintas zonas ecológicas del país, incluyendo las arboladas tierras altas, las abiertas planicies de labranza, la (las) profundas quebradas, el límite del desierto del este y el cálido golfo tropical de Aqaba. Existe una carretera de 335 kilómetros que une ambos lados y pasa por una serie de lugares arqueológicos que se suceden como un índice de historia antigua o un índice geográfico bíblico; asentamientos prehistóricos de la Edad de Piedra, poblados bíblicos de los reinos de Ammon, Moab y Edom, castillos cruzados, algunos de los mosaicos cristianos bizantinos tempranos más bellos de Oriente Próximo, una fortaleza romana de Herodes, varios templos nabateos, dos grandes fortalezas romanas, antiguas ciudades islámicas y la capital nabatea excavada en roca de Petra. El Camino de los Reyes, que recoge por primera vez la Biblia, era la ruta que Moisés siguió cuando guió a su pueblo hacia el norte, por el territorio de Edom, que actualmente se encuentra al sur de Jordania. No obstante, es posible que el nombre derive de un episodio aún más antiguo que narra la Biblia en el Génesis 14, cuando una alianza de "cuatro reyes del norte" avanzaron con sus tropas por esta ruta para combatir contra cinco reyes de las ciudades de la llanura, incluyendo a Sodoma y Gomorra.


 

INFORMACIÓN CULTURAL


Galerías de arte en Jordania




Jordania tiene una escena artística que se ha desarrollado rápidamente y el número de artistas femeninas va en aumento. Hoy en día, artistas de varios países árabes encuentran en Jordania la libertad artística e inspiración que buscan. La Galería Nacional de Bellas Artes de Jordania (tel: 4630128, fax: 4651119), por ejemplo, tiene una excelente colección de pinturas, esculturas y piezas de cerámica firmadas por artistas contemporáneos jordanos y árabes. La Asociación de Artistas de Jordania puede ayudarle a organizar visitas a estudios y a galerías de arte en Amán.


 

Centros culturales


Jordania cuenta con varios centros dedicados al arte y la cultura locales, como el Real Centro Cultural (Royal Cultural Centre), un complejo moderno con teatros, cines y salas de conferencias y exposiciones. Hay un programa mensual disponible y los periódicos locales en inglés publican toda la información sobre los eventos programados.


 

Museos


 

Haga clic aquí para acceder a una lista completa de los museos en Jordania.


 

Teatros y cines
 

Las películas extranjeras se proyectan en versión original con subtítulos en árabe. La cartelera y los horarios se publican diariamente en el diario The Jordan Times.

 


Artesanía


 

Una visita a Jordania no se considera completa sin una introducción a su rico legado de artesanía antigua. La artesanía tradicional de Jordania se ha transmitido de generación en generación desde los tiempos en que todos los jordanos cubrían sus necesidades domésticas tejiendo sus propias alfombras y fabricando sus recipientes y utensilios de barro cocido. Una impresionante mezcla de imaginería árabe e islámica se refleja en la artesanía jordana, que incluye hermosas piezas de cristal hecho a mano, prácticas vasijas de barro cocido, cestos y alfombras tejidos a mano y exquisitos bordados. Entre los productos artesanos que se producen a menor escala se cuentan botellas de arena teñida, esculturas elegantemente talladas y joyas de plata artesanales únicas. En el último siglo, la artesanía jordana ha aprovechado las influencias de otras tradiciones populares.
 



Saliendo de Mukawir, no se pierda Bani Hamida, el proyecto femenino de fabricación de alfombras. Descubrirá de primera mano cómo se tejen de forma tradicional las alfombras. Ya sea bajo un olivo con historia o en sus propias casas, no deje de visitar a las mujeres que están detrás de cada producto y experimentar la hospitalidad jordana. Este proyecto ha ayudado a recuperar las técnicas de tejido tradicionales de Jordania y ha generado a la vez cientos de oportunidades de empleo para estas mujeres de 14 aldeas poco privilegiadas anteriormente.
 

Información de contacto:

Helen Al Uzaizi
email: h.aluzaizi@jrf.org.jo Tel: (9626) 593-3211 ext. 210

Haga clic aquí para acceder a una lista completa de Sitios Históricos en toda Jordania.